(316) 694 0811 info@canitasclub.com

La depresión es un síndrome psiquiátrico que con frecuencia encuentran los médicos que tratan a adultos mayores. La depresión en adultos mayores no es una enfermedad, sino la presentación de múltiples trastornos médicos y psiquiátricos, que van desde el duelo hasta el hipotiroidismo.

La mayoría de las personas mayores están satisfechas con sus vidas y solo experimentan fluctuaciones transitorias de humor. Por lo tanto, los síntomas depresivos persistentes en los ancianos no se deben ignorar ni devaluar, sino que requieren un examen de diagnóstico exhaustivo. En las encuestas de adultos en la comunidad, la depresión mayor es menos frecuente entre los mayores de 65 años que en los grupos más jóvenes. Por otra parte, puede haber una mayor prevalencia de depresión entre esos 85 años.

¿Eres un adulto mayor con depresión?

¿Ha perdido interés en las actividades que solía disfrutar? ¿Luchas con sentimientos de impotencia y desesperanza? ¿Le resulta cada vez más difícil pasar el día? Si es así, no estás solo. La depresión puede sucederle a cualquiera de nosotros a medida que envejecemos, independientemente de nuestros antecedentes o logros. Y los síntomas de la depresión en la tercera edad pueden afectar cada aspecto de su vida, afectando su energía, apetito, sueño e interés en el trabajo, pasatiempos y relaciones.

Desafortunadamente, muchos adultos mayores deprimidos no reconocen los síntomas de la depresión o no toman los pasos para obtener la ayuda que necesitan. Hay muchas razones por las que la depresión de los ancianos se pasa por alto a menudo:

 

  • Puede suponer que tiene buenas razones para estar deprimido o que la depresión en adultos mayores es solo parte del envejecimiento.
  • Puede estar aislado, lo que en sí mismo puede conducir a la depresión, con pocos alrededor para notar su angustia.
  • Es posible que no se dé cuenta de que sus quejas físicas son signos de depresión.
  • Puede ser reacio a hablar sobre sus sentimientos o pedir ayuda.

Es importante darse cuenta de que la depresión no es una parte inevitable del envejecimiento, ni es un signo de debilidad o un defecto de carácter. Puede sucederle a cualquiera, a cualquier edad, sin importar sus antecedentes o sus logros previos en la vida. Si bien los cambios en la vida a medida que envejece, como la jubilación, la muerte de seres queridos, la disminución de la salud, a veces pueden desencadenar la depresión, no tienen por qué deprimirlo. No importa qué desafíos enfrente a medida que envejece, hay pasos que puede seguir para sentirse feliz y esperanzado una vez más y disfrutar de sus años dorados.

Signos y síntomas de depresión en adultos mayores:

Reconocer la depresión en adultos mayores comienza con conocer los signos y síntomas:

 

  • Tristeza o sentimientos de desesperación.
  • Dolores y molestias inexplicables o agravadas.
  • Pérdida de interés en socializar o en pasatiempos.
  • Pérdida de peso o pérdida de apetito.
  • Sentimientos de desesperanza o impotencia.
  • Falta de motivación y energía.
  • Trastornos del sueño (dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido, dormir demasiado o somnolencia diurna)
  • Pérdida de autoestima (preocupaciones por ser una carga, sentimientos de inutilidad o autodesprecio)
  • Movimiento o habla lentos
  • Mayor uso de alcohol u otras drogas.
  • Fijación en la muerte; pensamientos de suicidio
  • Problemas de memoria
  • Descuidar el cuidado personal (omitir comidas, olvidar los medicamentos, descuidar la higiene personal)
  • Los adultos mayores deprimidos pueden no sentirse «tristes»

Si bien la depresión y la tristeza parecen ir de la mano, muchas personas mayores deprimidas afirman no sentirse tristes en absoluto. En cambio, pueden quejarse de baja motivación, falta de energía o problemas físicos. De hecho, las dolencias físicas, como el dolor de artritis o el empeoramiento de los dolores de cabeza, son a menudo el síntoma predominante de depresión en los ancianos.

Es importante resaltar que algunas enfermedades y medicamentos pueden desarrollar síntomas depresivos en el adulto mayor. Esta información la estaremos compartiendo en otro artículo. Por ahora queremos compartir algunos consejos que puedes tener en cuenta para contrarrestar la depresión.

¿Qué debes hacer eres un adulto mayor con depresión?

Si estás deprimido, es posible que no quieras hacer nada ni ver a nadie. Pero el aislamiento solo empeora la depresión. Por sí solo, puede ser difícil mantener la perspectiva y mantener el esfuerzo requerido para vencer la depresión. Es por eso que el soporte es importante, así que haga un esfuerzo para conectarse con otros y limite el tiempo de soledad. Si no puede salir a socializar, invite a sus seres queridos a visitarlo o manténgase en contacto por teléfono o correo electrónico.

 

La comunicación digital no es un reemplazo para el contacto cara a cara. Haz tu mejor esfuerzo para ver a las personas en persona diariamente. ¡Tu estado de ánimo te lo agradecerá! Y recuerda, nunca es demasiado tarde para construir nuevas amistades .

Sal al mundo: Intenta no estar encerrado en casa todo el día. Vaya al parque, vaya a la peluquería, almuerce con un amigo, visite un museo o vaya a un concierto o una obra de teatro.

 

Ofrece tu tiempo como voluntario: Ayudar a los demás es una de las mejores maneras de sentirse mejor consigo mismo y expandir su red social.

 

Únase a un grupo de apoyo para la depresión: Estar con otras personas que enfrentan los mismos problemas puede ayudar a reducir su sensación de aislamiento. También puede ser inspirador escuchar cómo otros enfrentan la depresión.

Cuida de una mascota: Una mascota puede hacerte compañía, y pasear a un perro , por ejemplo, puede ser un buen ejercicio para ti y una excelente manera de conocer gente. Los dueños de perros adoran conversar mientras sus mascotas juegan juntas.

Tome una clase o únase a un club para conocer personas de ideas afines: Intente unirse a un centro para personas mayores, un club de lectura u otro grupo de personas con intereses similares.

 

Crea oportunidades para reír: La risa mejora el estado de ánimo , así que intercambia historias humorísticas y bromas con tus seres queridos, mira una comedia o lee un libro divertido.

 

Recuerda que si es posible superar la depresión si colocas de tu parte y te rodeas de personas y hábitos saludables para ti. En un siguiente artículo estaremos profundizando más sobre los nuevos hábitos de vida que te ayudarán a mejorar tu calidad de vida y la de tus seres queridos.

Canitas Club

Cel. (57) (316) 694 0811

Carrera 62 # 66 -73

Barranquilla – Colombia

www.canitasclub.com.co